Saltar al contenido

Ilustraciones personalizadas

Ilustraciones personalizadas a partir de una foto que me envíes. Estos retratos tienen de original que son realistas pero con magia. Se pueden realizar de cualquier manera, con temáticas personalizadas como ser un hada del bosque, un personaje de juego de tronos, etc. Se realizan sobre láminas mate resistentes, dibujadas a mano abocetadas a lápiz previamente y editando el color digitalmente, para ser impresas con tinta de alta calidad.

Una lámina de lo más bonita y original. Una opción muy actual y moderna, ya que actualmente las láminas ilustradas están teniendo una muy buena acogida en la sociedad actual. Es un sello personal de la ilustradora, su técnica, sus elementos diferenciales, su trazo, etc, todo es un dibujo único de Lolártica.

Hay diferentes tamaños A4 o A3, según espacio y preferencias de la persona. Este tipo de trabajos tiene la ventaja que se puede enviar el archivo digital con el extra de 5€, por si desea imprimirlo en otros tamaños o hacer alguna copia de más.

Regala una ilustración personalizada

Hoy en día regalar láminas ilustradas es un recurso muy utilizado y si son ilustraciones personalizadas retratando a alguien especial más aún. Sin duda cualquier evento, bodas, comuniones, cumpleaños, etc. Todos quedarán prendados de la obra.

En las imágenes se pueden observar a Ana como Cercei de juego de tronos, muy personalizado, también María y sus lunares, mezclando la naturaleza y estilo característico de la artista. Los elementos y color de fondo se pueden elegir sin problema.

Entre las ventajas de elegir esta técnica, es que el formato lámina es muy cómodo de enmarcar. Su precioso papel es muy atractivo y hace aún más bella la obra. Está hecho a mano de forma totalmente artesanal, con la diferencia de que al ser editado el color digitalmente, no tienes riesgo de que en el caso del lápiz si se toca se pueda estropear. Otra ventaja es que si hay que hacer algún cambio o retoque, es mucho más rápido y fácil si en el último momento deseas otro color por ejemplo.

Todo son facilidades con esta técnica tanto para el cliente como el artista. Hay más margen de error y es una buena solución para aquellos clientes que necesiten un regalo de última hora, con un proceso de creación más rápido que si fuera un cuadro o un dibujo con sombreado hiper realista a lápiz.

Ilustraciones personalizadas más económicas

Los trazos a lápiz son limpios, abocetados, sombreado realista pero sin llegar a cubrirlos por completo como en el caso del retrato a grafito. Tienes las justas y necesarias para hacer de ese realismo algo misterioso y auténtico.

Vale para todo tipo de clientes. Retratos de niños, adolescentes, adultos, personas mayores, e incluso mascotas. El mejor regalo ideal para cualquier ocasión. Quién no desea algo irrepetible, que solo tengan ellos, actual y hecho a mano con mucho cariño? No se me ocurre nadie, ¿y a vosotros?